- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

Borrachos 2

 

Llega la policía a un cabaret y se lleva detenidos a diez mujeres que trabajan en el lugar y a un circunstancial mamado que estaba en la barra. Al otro día se ponen en fila y empiezan a declarar ante el comisario.

-¿Vos de que trabajas?

- Soy bibliotecaria

- Ah si, bueno pasa al a celda que después vas a abrir el libro.

- A ver la segunda  ¿de que trabajas?

- Soy contadora

- Anda por allá que después vas a sumar

- A ver la tercera ¿a que te dedicas?

- Soy dactilógrafa.

- Camina para allá que después te voy a hacer mover los dedos.

Y en eso salió el chupado del fondo de la fila.

- ¡Ya sé no digan nada, aquí la única puta soy yo!

 

 

En colectivo venia repleto de gente. En eso el vehículo paro y casi toda la gente descendió raudamente, quedo solo un pasajero, un gordo chupado. El chofer lo miró y le preguntó:

- ¿y usted no baja aquí?

- No, yo soy el que se tiró el pedo.

 

 

Un mamado estaba tambaleante en una esquina. De pronto paso una morocha estupenda en short y remera.

- Amor dulzura, cariño, te como toda

- Usted sí que no tiene pelos en la lengua.

- ¡Porque vos no querés!

 

 

En un colectivo un borracho observo que una mujer le estaba dando de mamar a su nene con un pecho afuera. Comenzó a decirle de todo; atorranta, degenerada, prostituta, etc. Se armo una gran tole tole hasta que un pasajero de dijo:

- ¡No ve que es un pecho de madre!

- ¡Ha si, yo también tengo huevo de hombre y no por eso me lo voy a sacar para que me lo chupen.

 

 

 

El mamado estaba haciendo caca enfrente de una casa, la señora lo vio y le empezó a gritar de todo:

- ¡Sucio, sinvergüenza, asqueroso!

-  ¡Bah, cállese!

- ¡Mire que le voy a dar parte ala policía!

- ¡Má si, por mi désela toda!

 

 

Un viajero que hacía semanas no tenía sexo cayó a una ciudad desesperado por copular. Llego al único prostíbulo y allí la madame le informo que no había cuartos ni chicas hasta dentro de tres horas. El tipo muy ansioso le mostró miles de verdes y le dijo que lo quería hacer ya aunque sea con ella y por aquella plata. Ella no se resistió y acepto hacerlo en la azotea. Estaban en lo mejor, él abstraído de todo y ella pensando en el dineral. A tal punto que en el frenesí no se dieron cuenta y cayeron a la vereda y siguieron dale que dale. En eso pasó un mamado y vio la escena, abrió la puerta del prostíbulo y grito:

- Señora, señora se les cayo el luminoso!

 

Un borracho que olía a vino subió a un colectivo y se sentó con su bolso sucio y un diario viejo al lado de un cura. Saco una petaca con ginebra y se la tomo. Luego agarro el diario y se puso a leer. El cura disimulo su incomodidad. Al rato el curda se dirigio al cura:

- ¿Me podría decir que cosas causan artritis?

El cura molesto le respondió en tono sarcástico

- La vida relajada, el andar frecuentando mujeres mundanas, los excesos con el tabaco y sobre todo el alcohol, esas borracheras que terminan en noches de putas y muchos mas de esas porquerías.

- ¡La mierda!

El borracho volvió a la lectura. El cura pensó en lo que le dijo al pobre infeliz y condolido decidió disculparse y le hablo en tono comprensivo.

- Disculpe no quise ser tan rudo ¿desde cuando sufre artritis?

- Yo, no nunca lo padecí padre, solo estaba leyendo en este diario que el Papa sufre de artritis desde hace varios años. 

 

VOLVER A HUMOR