- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

 

Le Decían

La enceradora: porque descansaba parada y trabajaba acostada.

Corbata de luto: porque se la ponían obligada

Petrona c de gandulfo: porque sabía ochentas formas distintas de romper los huevos

Guadaña: una afilada y al pasto

Paquete de harina: cuanto mas la sacuden mas polvo

Chanchito de yeso: para sacarle un mango hay que romperle el culo

Guiso frio: comía la carne y tiraba el fideo

Polilla biónica: iba de mueble en mueble y no había polvo que la mate.

Bombilla de lata: al primer chupón se calentaba

Loro salvaje: no conocía el aro

Dedo difícil: porque ninguna argolla le venía bien

La Biblia: porque todos los hombres que le juran amor e ponen una mano encima.

Bombacha de goma: no deja pasar ni un pedo

Dirección de catastro: porque conoce todos los baldíos

Luna nueva:

Va de cuarto en cuarto y siempre termina llena

Galletita robada: se la comen a escondidas

Gripe: tipo al que agarra lo lleva a la cama

Asiento de bicicleta: esta hecho para el culo

Recreo: cinco minutos y acaba

Pala de punta: si no esta clavada esta apoyada

Paloma de iglesia: cago a Dios y a María Santísima

Tampón: esta en el mejor lugar en el peor momento

Toalla de baño: te envuelve, te seca y te deja en bolas.

Pollo al spiedo: esta quemado hasta el culo pero sigue dando vueltas



 

VOLVER A HUMOR