- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

Chistes chicos 2

 

En el curso de treinta chicos la maestra, enojada, les dijo a los pequeños que al día siguiente cada uno debería, por orden alfabético, decir el nombre de un color. El que no supiera o repitiera el de un compañero, tendría un uno. El Norbi tenía flor de calentura porque era el último de la lista. Preocupado, fue a su casa y le contó a su mamá.
- Pero no te preocupes, yo te voy a dar el nombre de un color que nadie lo va a decir ni saber : azul cobalto. Cuando llegue tu turno, vos decís ese y te salvás.
El Norbi quedó tranquilo. Al otro día empezó la requisitoria de la maestra. Todo venía bien. Faltaba el número veintinueve, un morocho chiquito, y el treinta que era el Norbi. Se levantó el azabache y dijo :
- Azul cobalto.
En eso se puso de pie el Norbi.
- ¡ Negro !.
- ¿ Qué negro ?.
- ¡ Negro piojoso !.
 
 
De padre a hijo :
- Papá, papá hoy no quiero ir a la escuela.
- ¿ Por qué no querés ir ?.
- Por dos razones : una porque tengo sueño, y la otra porque los chicos se burlan de mí y me tiran tiza.
- Y yo te voy a dar dos razones por las que tenés que ir al colegio. Una, que tenés cincuenta y dos años, y la otra que sos el Director.
 
 
 
- Mi papá se cayó de la escalera con cinco litros de vino.
- ¿ Y se derramó todo el vino ?.
- No. Tenía la boca cerrada.
 
 
 
De padre a hijo :
- Querido, no te da verguenza ser tan duro. A tu edad Sarmiento ya sabía leer y escribir.
- Si papá, y a tu edad Sarmiento ya era presidente de la República.
 
 
 
El nene chiquito jugaba en la vereda mientras su joven y hermosa madre hacía los quehaceres domésticos. Agarra el nene y toca el timbre de la casa, la madre abre la puerta.
- Ja, ja soy yo, ja, ja.
- Basta de hacer bromas.
Así se repite la escena tres veces más hasta que a la cuarta la madre, enojada le dice :
- La próxima vez que lo hagas, entrás, te desnudás y te vas a la cama.
Cuestión que a los dos minutos toca el timbre el sodero, la madre abre la puerta con furia y sin mirar :
- ¡ Entrás, te desnudás y te vas a la cama !.
- ¿ Y la soda la dejamos para después ?.
 
 
 
 
Primer día de clase. La maestra intenta introducir a los niños en su asignatura : lenguaje. Va y coloca en el pizarrón la frase " en estas vacaciones me e aburrido mucho ", con error incluído.
- A ver, vos Julián, que estás distraído, ¿ que me faltó acá ?.
- ¡ Novio, señorita !.
 
 
 
 
- Mamá, mamá, ¿ por qué papá tiene tan pocos pelos ?.
- Porque piensa mucho.
- ¿ Y vos por qué tenés tantos ?.
- Calláte nene, y seguí tomando el helado.
 
 
 
Un hombre iba por la ruta con su camión y su pequeño hijo. En eso se pinchó una de las gomas. No sin esfuerzo y ya entrada la noche logran llegar a un pueblito.
- Hijo, mientras yo cuido el camión, andá a ver por el descampado sí ves un gato para levantar el camión.
El niño hizo un KM sin encontrar nada. De repente y al lado de un árbol encontró un gato siamés. Lo corrió y lo atrapó. Lo llevaba en brazos mientras hacía el camino de regreso. El gato se quería zafar, gritaba, lo arañaba, lo mordía. El pibe se aguantó todo hasta que se cansó.
- Arañá, dale arañá nomás que ahora te quiero ver cuando tengas que levantar el camión.




 

VOLVER A HUMOR