- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

Chistes de Borrachos 2

En un bar estaban Enero y Febrero , les decían así porque no tenían ni un día fresco . Se habían tomado hasta el pulso . LLamaron al mozo , pagan y se disponían a irse .
- Mozo , ¿ nos puede indicar dónde está la salida ? .
- Si , cómo no . Vengan por el pasillo , y cuando termine , doblen a la derecha . Eso si , tengan cuidado con los dos escalones que hay .
- Está bien , gracias .
Y así se fueron , los mamados , tambaleándose por el pasillo . Al verlos tan mareados , el mozo les volvió a advertir :
- Ojo con los dos escalones .
- Si , si los dos escalones .
LLegaron al final del pasillo y , por la borrachera , en vez de ir a la derecha dónde estaba la salida , agarraron para la izquierda . Para ese lado estaba el ascensor , en ese momento en refacción . Por ende cayeron al vacío y se pegaron un porrazo . Se estaban recuperando cuando uno le dijo al otro :
- José , José ¿ cómo te sentís para bajar el otro escalón .
 
 
 
 
Sube al colectivo Naranja del Piso , le dicen así porque se levanta , se lava , se chupa y se tira . Va y se dirige al chofer .
- Dame un boleto de ... .
En eso el colectivo arranca , y el mamado , con el envión , llega hasta atrás tomado del pasamano . Vuelve adelante y repite lo dicho :
- Dame un boleto de ... .
Y otra vez arranca el colectivo y el envión traslada al chupado hasta la parte trasera del vehículo . Así se repite la acción tres veces más. Hasta que en un momento el ebrio toca el timbre de la puerta de atrás para descender . El chofer le grita :
- Eh viejo , el boleto .
- Ma que boleto sí me trajiste caminando .
 
 
 
 
 
A Rastelli alias televisor descompuesto , porque por un tubo pierde la imagen , le habían hecho de todo para que largara la bebida , pero no había caso . Finalmente el doctor que lo atendía quiso utilizar el último recurso para curarlo : el psicólogo . Al día siguiente de su decisión , lo citó temprano y le mostró dos frasquitos : uno lleno de vino y el otro con agua pura . Bajo la atenta mirada del enfermo , el médico hizo la prueba de fuego . Con una espátula llevó un gusanito hasta el frasco con agua , y el bichito dió una y otra vuelta en el líquido . Luego cambió al gusanito al frasco con vino , y el bichito hizo una contorsión y quedó seco en el fondo . El médico muy serio , se puso de pie , miró fijo al paciente y le dijo :
- Sea honesto conmigo y reconozca a qué conclusión llega después de ver semejante cosa .
- ¡ Que los que tomamos nunca vamos a tener gusanos ! .
 
 
 
 
 
 
En un velorio había un sacerdote dando las palabras póstumas . En eso pasan por la vereda dos borrachos , ven luz y se meten a escuchar al religioso .
 - Porque lo llevan dónde no hay luz , dónde no hay agua , dónde no hay gas ... .
 Y un mamado le dice al otro :
- Sonamos , negro , lo llevan a mi casa .
 
 
 
 
 
 
Caminaba por la calle Asistencia Perfecta , vino ayer , vino hoy , vino mañana y Caramelo de Vidrio , se chupa de gusto . Uno le comenta al otro :
- Vos sabés que ultimamente me está costando mucho dormir .
- ¡ Qué raro ! . Y eso que nosotros nos emborrachamos parejo .En cambio , yo pongo la cabeza en la almohada y me quedo frito hasta el otro día .
-  ¡ Ah , qué vivo ! . Yo cuando encuentro la almohada también .
 
 
 
 
 
Venía por la carretera Don Pedro , alias Indio Cobarde porque se entregó al blanco . Manejaba ebrio y en plena madrugada . En eso su mujer le pegó el grito :
- Cuidado , viejo , que esa curva es muy cerrada .
- No , sí te la van a abrir para vos a las cuatro de la mañana .
 
 
 
 
 
Estaba Teledifusora de Pueblo en la esquina de una avenida . Le decían así porque a medianoche ya pierde la imagen . El hombre estaba de tanque lleno en cuánto a bebidas . En eso ve pasar a alguien corriendo luego a otro y a otro . En diez minutos pasaron como mil a paso acelerado . Claro está era una competencia atlética . Cuando pasa el último , el borracho le pregunta :
- Escúcheme , Don , ¿ Usted y los otros para qué corren ? .
- Para ganar una copa .
 - ¡¡ Ey , espéreme , que allí voy yo también ! .


 

 

 

VOLVER A HUMOR